• Castillo de los Condes de Benavente. Puebla de Sanabria más

  • Lago de Sanabria. La joya del Parque Natural más

  • Estación de Ferrocaril. Puebla de Sanabria más

  • Parque Natural del Lago de Sanabria más

  • Subida hacia la Laguna de Carros y de Sotillo más

Menú
  • Fr
  • F
  • P
  • Tw

Fotos Sanabria

Fotos Fotos

El Tiempo

Barjacoba

Se trata de un pueblecito enclavado en un lugar idílico de la Alta Sanabria. El hielo modeló, en tiempos pasados, el encajado valle en el que se sitúa Barjacoba. El río del mismo nombre, es el ahora encargado de modelar a su antojo la orografía del mismo y de aportarle también riqueza y belleza. El paisaje es dominado en las zonas altas y escarpadas por bosques de roble rebollo y matorral: urces, genistas, piornos, etc. En el valle, más fértil, se ha buscado tradicionalmente un equilibrio entre las tierras destinadas al cultivo y las destinadas al pasto o la siega. Las tierras son separas por paredes de piedra o por sebes de arbustos: sanguiños, bimbreros, etc. Otra zona bien diferenciada es el bosque asociado al río del cual se extraía la madera para diversos utensilios y aperos: yugos, arados, carros, cestos, etc. En definitiva, un paraje extraordinario donde el silencio se hace eterno.

El pueblo se asienta en un ensanchamiento del valle, lo que permite aprovechar al máximo los abundantes recursos naturales que proporciona: agua, cultivos, pastos, piedra, madera, etc. Domina una arquitectura popular típica de la Alta Sanabria: edificaciones de piedra con tejados de pizarra rematados con cumbres de lajas de piedra escalonada. Existen todavía algunas construcciones con tejados de paja. Sobre las casas destaca, a media ladera, la Iglesia de origen románico.

De la Iglesia destaca su estrecha entrada cobijada bajo una bóveda de cañón que sustenta la escalinata de acceso al campanario.

Barjacoba es un pueblo tradicionalmente ganadero. Aunque en la actualidad la actividad ganadera se ha reducido debido a la despoblación, hasta los años 70 se mantenían más de 1.000 cabezas de ovejas y cabras, además de cientos de vacas. Es por ello, por lo que los lugareños diseñaron una trampa para dar caza a las "alimañas" que acechaban sus ganados, los Lobos. En Barjacoba existe el Curro dos Lobos, una ingeniosa construcción situada a media ladera, lo cual genera un efecto visual para el depredador que caía dentro de un recinto de piedra sin salida atraído por un cebo situado en el centro. Esta trampa tiene un importante valor etnográfico ya que es un elemento ligado a las costumbres, creencias y mitos que se tenía antiguamente sobre el lobo, es un elemento ligado a la Cultura del Lobo Ibérico.

[ Mas información sobre el Curro dos Lobos ]

[ Ruta de Senderismo el Curro dos Lobos ]

Algunas Fotografías:
Texto y Fotografías de: Sergio Cifuentes
Volver