• Castillo de los Condes de Benavente. Puebla de Sanabria más

  • Lago de Sanabria. La joya del Parque Natural más

  • Estación de Ferrocaril. Puebla de Sanabria más

  • Parque Natural del Lago de Sanabria más

  • Subida hacia la Laguna de Carros y de Sotillo más

Menú
  • Fr
  • F
  • P
  • Tw

Fotos Sanabria

Fotos Fotos

El Tiempo

Conocer las setas

Los hongos constituyen un reino propio en la naturaleza (Reino Fungi), no son plantas ya que no son capaces de fabricar su propio alimento mediante la fotosíntesis. Además, su tipo de reproducción más habitual es por esporas.

Los hongos presentan un cuerpo vegetativo o micelio oculto en la tierra en la mayor parte de los casos. Éste, dará lugar a un cuerpo fructífero, la seta, con la única misión de generar esporas para su reproducción. La seta consta normalmente de las siguientes partes:

Los hongos pueden ser de varios tipos según sus modos de vida:

  • Hongos parásitos: viven o colonizan vegetales, animales u otros hongos viviendo de ellos pudiendo provocar enfermedades y la muerte. Ej. El Cordyceps sphecocephala parasita a las avispas.
  • Hongos simbióticos: los hongos son capaces de formar un tipo de relación de cooperación con las raíces de plantas superiores. La planta suministra al hongo nutrientes procedentes de la fotosíntesis y un nicho ecológico protegido. El hongo por su lado aumenta la superficie de absorción de nutrientes de la planta. La planta así, es capaz de captar más nutrientes minerales del suelo. Ejm. Las trufas, boletos, níscalos y amanitas son hongos que viven en simbiosis con plantas.
  • Hongos saprófitos: se alimentan de materia orgánica en descomposición. Ej. Lentinus edodes.

Los hongos tienen una enorme importancia ecológica: favorecen la germinación de muchas semillas, son fuente de alimentación para muchos animales vertebrados e invertebrados, forman micorrizas y participan en la formación primaria de los suelos descomponiendo la materia orgánica. Estos son algunos de los beneficios que nos proporcionan, ya iremos descubriendo más.

Para la determinación adecuada de una especie de hongo es necesario un estudio detallado de las sus características microscópicas y macroscópicas. Las primeras son difíciles de identificar en pleno campo. Son las segundas, las macroscópicas y organolépticas, las que nos van a ayudar en la difícil tarea de la identificación de especies. Son características que podremos identificar a simple vista. Con nuestros sentidos de la vista, tacto y olfato, ayudándonos de las claves proporcionadas por una buena guía de campo o por nuestro guía profesional, podremos identificarlas sin problemas. ¡Si dudas, No la consumas¡, pregunta a un profesional.



 Anterior Regresar al Índice Siguiente