• Castillo de los Condes de Benavente. Puebla de Sanabria más

  • Lago de Sanabria. La joya del Parque Natural más

  • Estación de Ferrocaril. Puebla de Sanabria más

  • Parque Natural del Lago de Sanabria más

  • Subida hacia la Laguna de Carros y de Sotillo más

Menú
  • Fr
  • F
  • P
  • Tw

Fotos Sanabria

Fotos Fotos

El Tiempo

El Esgrafiado, una técnica artística y cultural.

Escrito el 15/11/2013. Autor: cifuentes

El Esgrafiado, una técnica artística y cultural. El esgrafiado es un revestimiento mural decorativo del tipo de los revocos, que se realiza con un mortero (cemento, cal, yeso o barro) y un material de relleno (arena, paja o ladrillo triturado). Produce un efecto relieve sobre la fachada. Esta técnica se utiliza tanto para decorar las fachadas como los interiores de los edificios, también es usada en cerámica.

El proceso de esgrafiado sobre un muro tiene una preparación previa. Primeramente se extiende un revoco que generalmente es el de tono más oscuro y se deja secar. Cuando ya está seco se extiende una capa fina del mismo color. Antes de que se seque del todo esta segunda capa, se extiende otra de otro tono que suele ser más claro. Tras un tiempo prudencial se realiza el estarcido, que consiste en plasmar sobre el muro los dibujos, que van a formar parte del diseño, mediante plantillas. Finalmente se hacen los vaciados para dejar al descubierto las capas inferiores. ¡Los resultados de esta sencilla y barata técnica son extraordinarios!.

El esgrafiado peninsular toma características peculiares en las zonas rurales del noroeste peninsular. Se puso de moda hacia la segunda mitad del siglo XIX alargándose hasta el siglo XX como decoración de las viviendas de familias adineradas. Posteriormente la gente humilde imitara esta forma de decoración. Así, el esgrafiado arraigó en la tradición arquitectónica de la época produciendo una evolución y modernización de la arquitectura rural.

El esgrafiado no tiene por única finalidad embellecer las fachadas sino que tenía otras funciones como la de protección de los muros, corrección de defectos  en las fachadas e incluso se utilizaban con fines comerciales para anunciar algún tipo de servicio. Normalmente los edificios susceptibles de ser decorados eran viviendas, templos, escuelas y ayuntamientos.

Esta técnica decorativa comenzó a utilizarse en ambas comarcas hacia mediados del siglo XIX, sobre todo en viviendas de gente pudiente. Con posterioridad la gente humilde copiara esta decoración adaptándola a su recurso y gustos. Así, podemos hablar de dos tendencias en el esgrafiado: Cultural y Popular.

En la tendencia cultural se repiten motivos italianizantes como en el caso de algunas casas en Cernadilla y Asturianos. Se diferencia de la tendencia popular por la calidad en la ejecución y por la originalidad y sencillez de los motivos que aportan al conjunto una gran elegancia. Normalmente eran realizados por esgrafiadores expertos y denotaban poder económico. Se cree que es la precursora de los esgrafiados realizados con posterioridad.

Dentro de la tendencia popular encontramos dos líneas claras. Una en la que se aprecia la mano de profesionales del esgrafiado que conecta con otras zonas del occidente peninsular, como en el caso de Villardeciervos, Codesal o Lagarejos. Y otra línea más rústica presumiblemente hecha por albañiles locales o comarcales, es el caso de algunas casas en Rábano. En la tendencia popular destaca una mayor sencillez en los motivos y la aparición de elementos singulares. La forma de combinarlos y ejecutarlos es libre.

Los motivos  que ocupan la mayor parte del muro son las cenefas y bandas lisas. Las cenefas pueden encontrarse enmarcando puertas y ventanas, separando los niveles del edifico o bajo los aleros, vanos, esquinas o remates. Las bandas lisas normalmente delimitan figuras geométricas rectangulares o en forma de vejiga.

Los motivos singulares son los que toman mayor interés sobre el resto de la ornamentación ocupando lugares destacados, en ventanas, puertas, bajo cornisas... Son figuras de muchas tipologías: vegetales, animales, antropomorfas, objetos, fantásticas... En Sanabria y La Carballeda pueden apreciarse: flores hexapetales, estrellas, discos radiales, gallos, pavos, conejos, zorros, toros, espigas, hojas, jarrones, cálices, cazadores...

Los diseños no siguen un patrón único, por lo que todos los motivos se combinan según la voluntad del decorador generando multitud de esgrafiados distintos.

Pese a que esta técnica decorativa goza de un alto valor artístico y cultural, en Sanabria y La Carballeda la situación del esgrafiado pasa por un momento crítico. El estado de ruina de muchas fachadas, las nuevas técnicas de restauración,  el desconocimiento por parte de los propietarios del valor del esgrafiado y la ausencia profesionales que manejen tanto los materiales como los recursos artísticos, han generado que este patrimonio se encuentre deteriorado y en peligro. ¡Conservémoslo!.

En prácticamente todas las localidades de Sanabria y La Carballeda podemos encontrar ejemplos de esgrafiado, con anterioridad ya hemos mencionado algunos, como el bello y delicado decorado de algunas casas en Cernadilla y Asturianos o la originalidad de los motivos en Cional, Codesal o Rábano. Lo mejor para apreciar el valor artístico del esgrafiado es adentrándose en los pueblos de Sanabria y La Carballeda y observar cada detalle.

Si os ha interesado esta técnica decorativa y os gustaría saber más, os proponemos la siguiente lectura:
"El esgrafiado en la comarca de  la Carballeda". Autores: Francisco Vega Ballesteros y Silvia Aguirre Sierra, con la colaboración del Ayuntamiento de Manzanal de Arriba y la Diputación de Zamora.
Fuente: "El esgrafiado en la comarca de  la Carballeda". Autores: Francisco Vega Ballesteros y Silvia Aguirre Sierra, con la colaboración del Ayuntamiento de Manzanal de Arriba y la Diputación de Zamora.

Compartir FaceBook
Compartir Tuenti

«« Volver a los Reportajes