• Castillo de los Condes de Benavente. Puebla de Sanabria más

  • Lago de Sanabria. La joya del Parque Natural más

  • Estación de Ferrocaril. Puebla de Sanabria más

  • Parque Natural del Lago de Sanabria más

  • Subida hacia la Laguna de Carros y de Sotillo más

Menú
  • Fr
  • F
  • P
  • Tw

Fotos Sanabria

Fotos Fotos

El Tiempo

Setas Venenosas

En Europa existen pocas especies de hongos tóxicos, entorno a cincuenta, aunque realmente peligrosos media docena. Con el conocimiento de estas especies, y el caso omiso a ciertas creencias falsas, podríamos evitar sucesos verdaderamente trágicos.

Con tanta diversidad micológica se comprende la existencia de distintos tipos de intoxicación según la especie que se haya consumido.

Las intoxicaciones verdaderamente graves son escasas. Es muy tranquilizador saber que muy pocas especies son capaces de causar la muerte y que, hoy día, incluso consumiendo esas setas, la víctima puede salvarse si acude rápidamente a un centro médico.

Cabe destacar que aquí solo mencionaremos las intoxicaciones y síntomas más frecuentes, y por tanto no son todos/as. Si deseáis profundizar más en el tema existe a su disposición mucha bibliografía (ver el último apartado). ¡Ante la duda no la consumas!

Las intoxicaciones pueden ser de incubación larga:

  • Síndrome faloidiano. Es el más grave de todos, tiene un desenlace fatal. Se produce al ingerir cualquiera de las setas siguientes: Amanita phalloides, Amnnita vernn, Amnnitn virosa, Calerina nzarginatc(y otras Galerirza parecidas), Lepiota helveola (y otras lepiotas pequeñas, como L. brunneoincarnata, L. lilacea, L. fuscovinacea, L. josserandi, L. castanea, etc.) y Conocybe filaris.

    Los síntomas aparecen entre 6 y 12 horas después de la ingestión, comenzando con molestias respiratorias, vértigos para seguir con 3 ó 4 días con vómitos y diarrea profusa que provocan deshidratación. El paciente puede recuperarse, pero el daño hepático desemboca en insuficiencia hepática grave y muerte. Hoy día se realiza transplante hepático para intentar salvar la vida de los intoxicados. Las sustancias tóxicas implicadas son las amatoxinas.

  • Síndrome giromítrico. Es responsable Gyromitra esculenta y otras especies del mismo género (Gyromitra gigas, Gyromitra infula), e incluso alguna helvela (Helvella crispa, Helvella elastica). La sustancia tóxica se llama giromitrina, que se descompone en hidracinas muy peligrosas. Es una sustancia volátil que se elimina en principio con la desecación, pero se han constatado intoxicaciones por consumo de giromitras desecadas. Además la sustancia tóxica es cancerígena, por lo que desaconsejamos su consumo. Está prohibida la venta de Gyromitra esculenta en España.
  • Síndrome orellanico. Por consumo de Cortinarius orellanus y especies próximas como Cortinarius speciosissimus. Los síntomas aparecen después de 2 ó 17 días, por lo que es difícil relacionar el síndrome con el consumo de las setas. Comienza con nauseas, vómitos, dolor abdominal y lumbar, después hay sensación de frio, sed intensa, problemas en la micción. Las intoxicaciones graves entrañan insuficiencia renal crónica, que puede causar la muerte.
  • Síndrome paxílico. Paxillus involutus sería mortal si se consumiese crudo. Provocaría gastroenteritis, bajada de tensión, hemólisis y fallo renal. La anemia, que es el síntoma más importante se origina por un mecanismo inmunitario. Pero esta seta contiene un factor termoestable que causa lesiones cromosómicas en test de laboratorio, por lo que se desaconseja su consumo.

Existen intoxicaciones de incubación corta. Son menos importantes que las anteriores, aunque más frecuentes, y los síntomas suelen aparecer de 15 minutos a 4 horas después de la ingestión. En todas ellas conviene vaciar el tubo digestivo rápidamente:

  • Síndrome panteriano. Por consumo de Amanita pantherina y, en menor medida, por Amanita muscaria. Las sustancias tóxicas son el ácido iboténico y el muscimol, que causan problemas digestivos (nauseas, vómitos), problemas del Sistema Nervioso Central (agitación, falsa borrachera, alternancia de fases de fatiga y de apatía, delirio) y excitación del Sistema Nervioso Vegetativo simpático (dilatación de pupila, taquicardia, salivación, sudoración).
  • Síndrome alucinatorio. Provocado por sustancias como psilocibina, psilocina, baeocistina, que agitan el Sistema Nervioso Central, provocando, según la dosis y la persona, primero una fase de náuseas y vómitos y después alucinaciones. La tenencia de estas sustancias es considerada en nuestro Código Penal como un delito contra la Salud Pública. Estas sustancias están presentes en especies del género Psilocybe (Psilocybe semilanceata, Psilocybe cubensis, etc), y de los géneros Panaeolus, Pluteus, Inocybe, Stropharia, etc.
  • Síndrome sudoriano. Se produce por la muscarina que contienen algunas setas como son los clitocibes blancos (Clitocybe rivulosa, Clitocybe cerussata, Clitocybe phyllophila) y muchas especies del género Inocybe. También por setas en mal estado.

    El síndrome producido es de breve incubación (una a tres horas) y cursa con vómitos, diarrea violenta, mucho sudor, pupila pequeña, hipotensión, aumento de todas las secreciones (lagrimeo, salivación, goteo nasal), excitación cerebral con vértigo, a veces convulsiones, poca temperatura y pulso lento.

  • Síndrome coprínico. El consumo de especies como Coprinus atramentarius, Coprinus alopecia, Clitocybe clavipes, con bebidas alcohólicas desde una hora antes y varios días después provoca sensaciones desagradables, con oleadas de calor, enrojecimiento de cara y cuello, aceleración del ritmo respiratorio y cardiaco. La importancia de los síntomas varía en función de las personas. Los síntomas son similares a los que ocurren en las curas de desintoxicación antialcohólica (efecto antabús).
  • Síndrome hemolítico. Diferentes setas contienen proteínas hemolíticas (que destruyen los glóbulos rojos), pero que son destruidas por el calor a partir de 70 ºC. Así pues, las setas que contienen estas sustancias son peligrosas si se consumen crudas. Se incluyen aquí Amanita rubescens, Macrolepiota rhacodes, Boletus appendiculatus, y varios ascomicetos de los géneros Helvella, Morchella, Peziza.
  • Trastornos psíquicos. Son ocasionados por algunas setas de acción predominantemente mental. Suelen considerarse dos grupos: setas que producen agitación predominante (Amanita muscaria y A. pantherina) y setas que producen despersonalización y alucinaciones (hongos alucinógenos).

    Las alucinaciones visuales (colores, imágenes deformadas) los hongos alucinógenos alteran la noción del espacio y tiempo, producen incoordinación de movimientos, ansiedad, amnesia parcial, náuseas y, según los sujetos, risa, ideas de superioridad o angustia y convulsiones, e incluso fiebre. En algunos países estos hongos están creando problemas de intoxicación entre ciertos jóvenes que los buscan para drogarse.



 Anterior Regresar al Índice Siguiente